La historia de Volvo Autobuses en México

Volvo llega a México en 1998 cuando adquiere los derechos  de Mexicana de Autobuses (MASA), esta adquisición se debió a que Norteamérica constituye un mercado muy importante dentro de la industria de Autobuses a nivel mundial.

México representaba para los directivos de Volvo, un punto estratégico para la consolidación de una nueva y eficiente Planta Industrial, misma que ha dado los resultados esperados en todos los niveles.

Con el inicio de Volvo División Autobuses, en Tultitlán, Estado de México, se ha implementado la tecnología Europea, integrando procesos y estándares de calidad que nos distinguen a nivel mundial, a través de la capacitación continua del personal que labora con nosotros.

Hemos tenido muchas satisfacciones; nuestros autobuses foráneos son los número 1 dentro del mercado nacional y con un amplio margen de superioridad sobre la competencia.