Autobuses

ESPAÑA

×

Conducción autónoma

Conducir un autocar supone una enorme responsabilidad: hay que llevar a los pasajeros a sus destinos con seguridad y comodidad. Las funciones automatizadas pueden reducir significativamente las distracciones y ayudar al conductor a mantenerse alerta. Aunque la tecnología para la conducción autónoma ya está aquí, hay muchos otros aspectos que tener en cuenta a medida que la inteligencia artificial se ocupa del control del vehículo y la toma de decisiones. Cuando el mundo esté preparado, Volvo también lo estará.

Tecnologías legendarias

Los sistemas avanzados de apoyo a la conducción y, en última instancia, la conducción autónoma requieren tecnologías de diferentes tipos. Los algoritmos inteligentes, los sensores fiables, la comunicación de datos ultrarrápida y los subsistemas mecánicos a prueba de fallos son solo algunos ejemplos. Volvo desarrolla e implementa continuamente funciones y características que se convertirán en parte de los futuros sistemas de conducción autónoma.

Dirección dinámica de Volvo

Dirección dinámica de Volvo (VDS, por sus siglas en inglés) es esencialmente una forma avanzada de dirección asistida diseñada para mejorar la facilidad, la comodidad y la precisión de la conducción. Sin embargo, también es un componente electromecánico con capacidad para dirigir el autobús cuando cuenta con datos de un sistema de conducción autónomo. Los componentes principales de VDS incluyen un motor eléctrico, un mecanismo de dirección hidráulico, una unidad de control y una serie de sensores.

Aviso de colisión con frenada automática

Detecta los vehículos de delante y avisa al conductor cuando existe riesgo de colisión. El vehículo frena automáticamente si la advertencia se ignora. A diferencia de sistemas más básicos, la aplicación de Volvo utiliza una combinación de cámara y radar.

Asistencia para permanencia en el carril

Lleva un seguimiento de las líneas de señalización de carriles y avisa al conductor cuando existe riesgo de salirse del carril por error. El primer nivel de aviso es discreto, para no molestar a los pasajeros, pero si no se toman medidas, el siguiente nivel de alarma es más contundente.

Control de crucero adaptativo

Tecnología ya consolidada que detecta un vehículo más lento delante y ajusta la velocidad para mantener la distancia de seguridad. Como ocurre con el resto de sistemas de apoyo a la conducción, esta prestación es un componente clave del futuro de la conducción autónoma.

Sistema de alerta de cansancio del conductor

Sistema inteligente que lleva un seguimiento del comportamiento de conducción. Un algoritmo avanzado identifica patrones en los movimientos del volante. Si detecta algún indicio de cansancio del conductor, se le alertará con una señal sonora y aparecerá un mensaje en pantalla.

Hoja de ruta hacia los autobuses autónomos

Aunque la tecnología para la conducción autónoma ya está aquí, hay muchos otros aspectos que tener en cuenta a medida que la inteligencia artificial se ocupa del control del vehículo y la toma de decisiones. En Volvo, estamos a la vanguardia, llevamos a cabo nuestra propia investigación y también trabajamos con academias independientes.

Sistemas automatizados de apoyo al conductor

Ya en la actualidad existen varias funciones automatizadas que ayudan al conductor a conducir de manera más segura y con menos distracciones. Los sistemas de advertencia de colisión y mantenimiento de carril son características fundamentales. Estos sistemas se seguirán desarrollando y tendrán una mayor capacidad, pero aún requieren la interacción y las acciones de un conductor.

Autonomía en áreas confinadas

La tecnología de sensores actual permite un progreso sin conductor controlado y preciso. Con funciones conectadas, los vehículos sin conductor también pueden interactuar entre sí de acuerdo con algoritmos predefinidos. En áreas confinadas, como terminales de autobuses o estaciones de carga, se conocen todos los parámetros relevantes y los autobuses pueden moverse de forma segura sin intervención humana.

Autonomía en tráfico

Para la conducción autónoma, el paso de las áreas confinadas al tráfico cotidiano de la ciudad es enorme y llegar a ese punto requerirá una implementación minuciosa. Una probable aplicación inicial es Bus Rapid Transit, en la que los autobuses disponen de carriles exclusivos libres de otros usuarios de la carretera. BRT, que dispone de menos parámetros para la gestión de los sistemas automatizados, será un importante campo de validación en la vida real para la conducción autónoma.

Automatización en la vida real

La tecnología necesaria para la conducción autónoma en entornos controlados ya es una realidad. Con ayuda de ensayos en campo e investigación, desarrollamos y refinamos continuamente este tipo de funcionalidad, que constituye una de las bases de las futuras aplicaciones sin conductor. A continuación encontrará dos ejemplos: una cochera de autobuses en Suecia y un campus universitario en Singapur.

¿Quiere obtener más información?

Envíenos su pregunta

¿Quiere que sigamos hablando? Rellene nuestro formulario de contacto y nos pondremos en contacto con usted.

Política de privacidad*

Al enviar este formulario con la casilla de la política de privacidad marcada, usted permite al Grupo Volvo guardar sus datos personales y usarlos para los fines relacionados con el procesamiento de su solicitud.

Aviso de privacidad y otra información

Hablar con un vendedor

Encuentre un representante comercial de Volvo, cuyo objetivo es ayudarle a desempeñar sus tareas diarias de la forma más eficaz y económica posible.

Contactos de ventas locales

Buscar un concesionario

Volvo cuenta con una de las mayores redes de servicio del sector, con más de 1500 concesionarios y centros de servicio en todo el mundo.

Nuestros concesionarios

Noticias e historias relacionadas